LA COLETA

Recuperamos LA COLETA, un escrito que presentó José Delmás Martín (que nació en Chía en 1960) al PREMIO LITERARIO “GUAYÉN” de 1985 y que publicó la Asociación Guayente junto con el Consello d’a fabla aragonesa. Este libro puede consultarse en la biblioteca de Benasque.

Sirva, por un lado, para divulgar y fomentar el patués; por otro, para hacernos una idea del ánimo de aquellos niños y jóvenes que tuvieron que dejar su tierra para estudiar y luego trabajar fuera del pueblo que los vió crecer; pero también para recordar algunos de aquellos juegos y profesiones que se fueron para no volver.

 

En iste llugá tan amagau entre montañas y pins, las cosas podeban pasá de moltas maneras, pero ban sé aixinas ta Toño “El Llargo”, el fillo del alguasil del llugá, que ademés d’aixó feba de caminero, campanero y enterradó. Moltos ofisios ta podé repllegá unas perras, ta que el suyo moset podese aná a estudiá a la capital, perque ta’l pay, aixó yera progreso.

 

A Toño, no l’agradaba brenca el sallí del suyo llugá.

 _ Pero papá, si yo ya sé dividí, multiplicá, sumá, restá y asta llechí de carrereta; ta qué quero sabre mes…

 _ Moset, no te das cuenta cóm ha tornau Juanet, el fillo del Boticario… ¡Qué finura, qué manera de ragoná! ¡En sabe més qu’el cura!

 _ Sabes qué pensó… que parese més una dona que un ome… El que sí sabe ye Melet, el pastó, qu’escasamén ba aná a la escuela y pregunta le qué tems fará demá… o per qué las culroyas tienen el papo royo… Tot te u dirá sin abé salliu del llugá.

 

Museo Angel Orensanz y artes del Serrablo – JL Acin Fanlo et al. Zaragoza, 1989. pp. 83 (pieza nº523). Baste (o albarda).

Toño admiraba molto a la chen que treballaban la terra. El sol els acarisiaba dan molto mimo, els moldeaba de una manera especial que a ell le feba goy. Sobretot al que admiraba més yera al albardero. ¡Qué brasos teniba el animal de tanto treballá! Per el día a llaurá dan els dos bous que teniba, y de billada a fé albardas. ¡Yera un milagro que un ome de su corpulensia y dans unas mans tan grans, podese fé ixas albardas tan majas! ¡Ah, que els dimenches no pegaba ni golpe!

 _ “El dimenche ye ta fé fiesta y acabá dan el bino de la cantina, que si no a Joserón se le tornará agro”, se le sentiba dí tots el sabtes de tardada, dan la bos tan fort que pareseba que tronaba.

 

Engañapastós – Aguzanieves – Bergeronnette

Toño llevaba unas cuantas nits que no pegaba güello. Sólo daba boltas y más boltas en la cama, pensán que dixaba a sus amigos, a la terra que ell més queriba. Ya no i aniría més dan la panda a minchá moras, a pará seps, ni a buscá niedos de gurrions, tordos o engañapastós.

 _ Busaltros sí que tos farets contens, ara que tos dixo tranquilos. Pero no sabets lo que yo siento al dixatos. Tos trobaré falta y busaltros penso que tamé. ¡Ya no tindrets qui tos done trigo, ni qui chuge dan busaltros a pedradas!

 Mientras anaba ragonán solo per la carrera de casa, se le umedeixeban els carrills.

 _ Ara sí que tinré buena cosecha de pomas, Toño.

 _ N’u pense tiet, que ta bacasions tornaré y alguna en pillaré de las de tío Hilario, que me fá molto goy corré deban tuyo sentín com gritas per detrás.

_ Ya te posarán en sintura por la capital.

 _ Lo que tornaré més rematau, y dan ganas de fé trastadas ben gordas.

 _ Un ministro ye lo que tornarás feto, Toño.

 

Aquella yera la saguera nit que dormiba al colchón de llana qu’eba feto su abuela y ¡en ba pensá de cosas! En lo que dixaba. Pero como diba su pay, tot fuese pel el progreso ese, aunque ell lo único que queribá fé yera treballá la terra y els dimenches p’el maitino aná a casá el chabalín. Ramón s’u teniba que pasá de ben… Enguán ya n’i eba matau sinc. A que ¡dan ixes cans que tiene, aixinas cualquiera…!

 Su pay diba que lo único que yera Ramón un bruto. A Toño no le importaba. A ell le feba goy aixó, y quan fuese un poco més gran, achudá-le al albardero a que no se tornase agro el bino de Joserón.

 A ell no le importaba el progreso ese que diba su pay,, ni los trenes, ni ixas casas tan alteras y tan fieras. A Toño, lo que sí le importaba yeran els sibades, els gurions, els engañapastós, las avellanas silbestes, las moras, el tusaletque teniba debán de casa, la charca agón se bañaba, chugá a las quillas, y… perque no, el sudá de sol a sol treballán la terra. Y lo que més le importaba, aunque aixó n’u sabeba digú, yera la coleta que se feba al pelo Pili. Cuan fuese gran, le diría que si se queriba casá dan ell. Ara no s’atrebiba ni a mirá-la; enseguida se posaba colorau.

 Pensán, pensán, la llum ya entraba p’els bentanicos y ell sin pegá güello. Ara le quedaba lo pió: despedí-se de sus amigos.

 Al primero que ba trobá, ba sé a Carlos, y no se ba atreví a dí-le adiós; le brincaban dos llagrimons, y no yera cosa de posá-se a pllorá debán d’un amigo.

 _ Perdona Carlos, ya no te tornará a dí més “Mochuelo”.

 _ U trobaré falta, ta podé-te tirá pedradas…

Después, a Jesús. En ban recordá de cosas qu’eban feto chuntos.

_ Toño, ya no i anirém més es dos chuntos. ¿T’en acordas de la saguera vegada que ben arribá a casa despullaus?

 _ M’en ban doná de chapatadas… ¡Y tot, per pasá p’el mitá del llugá sin patalons!

 _ ¡Qué queriban que fesem, si mientras mos bañaban mos los ban sacá…!

 _ ¡Asta el mosén. Mos bá pegá un tirón d’orellas!

 

D’el que sí teniba ganas de despedí-se yera de su amigo Fulgencio, el relojero. Tots diban qu’estaba lloco. A ell aixó no l’importaba; yera el único que sabeba fé funsioná el reloj del campanario. ¡ A que…, coma tardasen guaire a pagá-le, el reloj se paraba! Teniba la casa pllena d’imbentos suyos. Si les donaba cuerda a tots els relojs que teniba, cuan donaban la oras feban milló ruido que las trompas el día de la fiesta.

Per culpa de Fulgencio en bé pegá de pllosos una begada, cuan yera chicot.

_ Fulgencio, ista sabata nueba m’apreta molto así a la punta.

_ No te preocupes, yo te l’apaño en un periquet. Porta-me las tiseras de podá.

_ Toma, t’estaré mol agradeseu. El peu no s’i cabe dentro. ¿No’l sientes como grita de doló?

_ Tallarém la punta y ya podrás sacá els didos per debán y no t’apretarán.

Cuan ba arribá a casa el moset to contén:

 _ Mamá, mira, ¡ya no me fan mal las sabatas nuebas!

Chap, chap, chap, chap. Que m’en ba cayé de sopapos… Ya sólo le faltaba despedí-se de Pili, pero no s’atrebiba. Mientras se sacudiba un poco el tricot y se peinaba dan la man se ba desidí; sabeba que la trobaría en la charca. Cuan la ba bere, solo le ba salre de la boca:

_ Pili, por favor, no te talles la coleta.

Y  ba salre corrén a to corré, royo coma un tomate.

Niños en Chía, años 60. FOTO: Casa Toña.

Dispués de pillá el fardet de roba, anaba a penre el coche de línea. Caminaba al mitat de su pay. Els coneixeus le donaban palmadas a la esquena:

 _ ¡Ala Toño, que tornarás feto un señó!

 _ ¡Tú a ministro arribarás!

 _ Yo me tornase de tus ans, no me i quedaría así.

 Els güells se le umedeixeban; li salliban uns llagrimons que baixaban p’els carrillos coma dos singardallas, al galillo se l’eba feto un nudo, p’el cuerpo teniba un cosquilleo, teniba la sensasión de qu’eba pillau el desbarre equibocau.

 

La primera begada que ba torná, al cabo de güeit mesos:

_ ¿Qué tal per la capital?

_ Ben, no i ei muixons, ni se chuga a las quillas, ni se corre tan ben com así, pero anam al sine.

 

 

[VOCABULARIO]

Albarda =  https://dle.rae.es/albarda  // f. Bât

Albardero = el que fabrica albardas // f. Celui qui fabrique bâts

Amagau = escondido // f. Occulté

Bous = bueyes // f. Boeuf

Carrills = mejillas // f. Joues

Chabalín = jabalí // f. Sanglier

Chapatadas = palamdas (golpe en el cuerpo con la palma de la mano)  // f. Claques

Culroya = colirojo (pájaro) // f. Rouge-queue

Desbarre = encrucijada o desvío // f. Déviation

Despullau = desnudo // f. Nu

Engañapastós = aguzanieve (pájaro) // f. Berge-ronnette

Fieras = feas // f. Moches

Galillo = garganta // f. Gorge

Goy = gozo // f. Plaisir

Güéllo = ojo // f. Oeil

Gurrions = gorriones // f. Moineaux

Llaurá = labrar // f. Labourer

Llugá = pueblo // f. Village

Moset = niño o chico // f. Garçon ou enfant

Muixons = pájaros // f. Oiseaux

Papo = buche // f. Gésier

Pllosos = llantos // f. Pleurs

Quillas = birlas // f. Quilles

Ragoná = hablar // f. Parler

Rematau = travieso // f. Espiègle

Saguera = última // f. Dernière

Sine = cine // f. Cinéma

Singardallas = lagartijas // f. Lézard des murailles

Sopapos = bofetadas // f. Gifles

Tusalet = pequeño cerro // f. Petit coteau

 

© VILLA DE CHIA.   Puede utilizarse la información contenida en este blog citando la fuente siguiendo el patrón explicado en http://www.citethisforme.com/es/cite/blog siempre que sea sin fines lucrativos.

SANEAMIENTO DE AGUAS DE CHÍA

FOTO: casa GREGORIA. Familia Pallaruelo Mallo en la puerta de casa de Gregoria a principios de los años 30. Los padres, Severina y José de Gregoria, con sus cinco hijos (José, Mariana, Rosalía, Encarna y Jesús) y Valentin de Sesué (detrás del padre de la familia) que se crió en casa Gregoria.

Siendo alcalde José Pallaruelo Mur1 (1889-1968), de casa Gregoria, se aprobó el PROYECTO DE ABASTECIMIENTO DE AGUAS DE CHÍA presentado por el Ingeniero de Caminos D. José Sans Soler el 10 de agosto de 1935 y aprobado en Consejo de Ministros antes de finalizar ese mismo año. El presupuesto era de 31.500 ptas. (ejecución material) más 36.540 ptas. (contrata). Hay que decir que 68.000 pesetas del año 1935 era mucho dinero. De acuerdo con los cálculos de Ernesto Poveda (del Grupo Icsa) según el coste de vida actual y el de 1935, podemos estimar que el presupuesto de la obra  corresponderían a unos 140.000 euros de hoy.

La Ley del Agua de 1866 fue el primer intento de regular las aguas del territorio español, aunque no llegó a entrar en vigor. Sus principios básicos pasaron en gran medida a la Ley de 1879, como el del dominio público de todas las corrientes naturales, los cauces y riberas de los ríos. No quedaron incluidas en la citada ley las aguas subterráneas, que pertenecen al propietario del terreno en donde asoman (premisa que continuó en vigor hasta su modificación no retroactiva en la Ley de 1985).

El Plan Nacional de Obras Hidráulicas de 1933 es el primer reflejo de un planteamiento a nivel nacional, integral, del análisis de los recursos hídricos2. En los primeros años del siglo XX, la crisis social en España era preocupante. El nuevo titular socialista del Ministerio de Trabajo, Francisco Largo Caballero, promulgó lo que se denominaron «decretos agrarios», que intentaban mejorar la situación social y económica de los campesinos. Parte del artículo 47 de la Constitución de aquella II República (1931-1939) decía textualmente: «La República protegerá al campesino y a este fin legislará, entre otras materias, sobre el patrimonio familiar  y exento de toda clase de impuestos, crédito agrícola, indemnización por pérdida de cosechas, cooperativas de producción y consumo, cajas de previsión, escuelas prácticas de agricultura y granjas de experimentación agropecuarias, obras para riego y vías rurales de comunicación…». 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Red de distribución de agua – Proyecto 1935
Fuentes y abrevaderos – Proyecto 1935

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Volviendo al proyecto de saneamiento de aguas en Chía, el informe del ingeniero nos aporta valiosa información:

  • [Sobre los habitantes] Cuenta con pocos habitantes, unos 350, pero con numerosa ganadería vacuno y mular
  • [Sobre el abastecimiento de agua] Este consiste actualmente en acudir al río y algunas fuentes que aparecen en el barranco contiguo al pueblo, pero como nacen en terreno frecuentado por el ganado, se infeccionan con frecuencia, dando lugar a tifoideas.
  • [Sobre las captaciones] El vecindario desea que lleguen a la población las aguas de los manantiales denominados Serqueros [por Serquedo] y Rispajos [por Rispaso]
  • Se basaron los cáculos en 500 habitantes, pensando en que la población aumentara a 385-400 y la “excepcional gran proporción de ganadería que en ciertas épocas no sale del pueblo”
  • Se fijó la capacidad del depósito en 25 metros cúbicos, a razón de 50 litros por día y habitante [a partir de 500 habitantes]
  • Se proyectaron tres fuentes (F) y tres fuentes-abrevaderos (F.A) para permitir que la población se abasteciera de agua potable no contaminada por los animales, y para que la ganadería pudiera abrevarse (F.A 1 delante de Cornel, F.A 2 placeta de Castán y F.A 3 entre Sansón y Chongastán) cuando estuviera estabulada en el pueblo.
Plano General izquierda – Proyecto 1935
Plano general derecha – Proyecto 1935
Detalle del plano del término municipal de Chía (2020)

 

 

 

 

 

 

 

 

El Consejo de Ministros, en su sesión de 19 de noviembre de 1935 aprobó una subvención de 17.500 pesetas destinadas a remediar el paro de la localidad y emplearlos en las obras del abastecimiento de agua. En la concesión de las ayudas económicas para las obras públicas que se llevaron a cabo en Ribagorza tuvo mucho que ver Joaquín Mallo Castán (1884-1938), de casa Presín, que fue diputado en las Cortes Generales durante la Segunda República. En enero de 1939, el ingeniero de la CHE comunicaba al Alcalde de Chía que debían reintegrarse las cantidades percibidas de los créditos concedidos con cargo al paro obrero.

 

 

La obra se alargó más de la cuenta, con la Guerra Civil por en medio y las complicaciones presupuestarias añadidas. En cualquier caso, el agua llegó al pueblo en forma de fuentes y abrevaderos, unos 30 años antes que a pueblos de Teruel o de otras provincias de España. El objeto principal, aparte de facilitar el acceso al agua, era prevenir las enfermedades transmitidas por aguas contaminadas por el ganado. Habría que esperar a una segunda obra pública para que el agua llegara hasta las casas, como veremos otro día.

 

 

Fuente-Abrevadero de la placeta de Castán en junio de 2020.

En otra entrada veremos las fuentes hasta las que se iba a buscar agua con la collada, con el burro (o la mula) y los cántaros, las bondades del agua de alguna de las fuentes y  las historias que las acompañan. La collada es un palo con una muesca en cada extremo -para sujetar los dos baldes con agua- que se apoyaba en los hombros, con el que las mujeres transportaban el agua hasta la casa desde la fuente más próxima. En el Diccionario de Angel Ballarín se define como: “Barra o palo de fresno con una ranura en cada extremo que, apoyado sobre el hombro, sirve para llevar una carga repartida entre los dos extremos, como, por ejemplo, las herraduras o pozales”. Añade “Yey que sábre marchá ta porta las forrádas dan la collada, sin esbatullá l’aigua”. Forráda es un cubo de madera sujeto por aros de hierro y, por extensión, todos los pozales.

 

Margarita Villega Brunet (niña con la collada), Nati Villega Brunet (niña junto al burro), detrás su padre, Ramón Villega (casado en casa Toña con Margarita Brunet, mujer que se ve al fondo de la foto). Joven que está de pie, José Delmás Mora (nacido en casa Andrés, se casó con Conchita de Matías). En el burro (de izq. a dcha.), Soledad y Ramón Villega Brunet, ¿una prima de Francia?. Chía, principios años 30 (Soledad nació en 1928 y es aún muy niña en esta foto). FOTO: Casa TOÑA.
Lorenzo de Matías y vacas en el abrevadero de la plaza de Chía, finales de los años 60. FOTO: Casa Matías.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1José Pallaruelo Mur (10-01-1889 / 23-04-1968) nació en casa Carlos o del Albañil. Hijo de Carlos Pallaruelo Mur, de casa Nabarro, y de Gregoria Mur Azcón, de casa Santamaría. Se casó el 15 de junio de 1914 con Severina Mallo Castán.

 

2El Plan de 1902 tuvo intenciones planificadoras, pero no pasó a mayores y las iniciativas de 1909, 1916 y 1919 fueron actualizaciones del planteamiento que se hizo en 1902. https://ceh.cedex.es/planificacion/Planificacion_hidrologica/PNOH1933/pnoh_1933.htm

 

3Según datos de 2008 de la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento, España tiene la tercera factura del agua para uso domiciliario más barata de la Unión Europea, con 1,22 euros el metro cúbico4, por detrás de Lituania, con una media de 0,64 euros/m³, e Italia, con 1,14 euros/m³. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2018, el consumo medio de agua de los españoles es de 132 litros por persona y día (lavadora, lavaplatos, cisterna del inodoro, lavarse, limpiar, cocinar, beber). La OMS fija en 50-100 litros por persona y día la cantidad necesaria para cubrir las necesidades básicas que garanticen la higiene. El 40% de la población mundial vive con escasez de agua.

 

4Fundación Eroski (2006). «España tiene la tercera tarifa del agua mas barata de Europa» (PDF). Fundación Eroski. pp. 1.

 

Fanlo Loras, Antonio (2001). «La Gestión del Agua en España: Experiencias Pasadas, Retos Futuros» (PDF). Universidad de la Rioja.

 

ONG WWF/Adena informe en 2004 comparando la gestión del agua de distintos países europeos y situando a España entre los tres peores gestores.

 

© VILLA DE CHIA.   Puede utilizarse la información contenida en este blog citando la fuente siguiendo el patrón explicado en http://www.citethisforme.com/es/cite/blog siempre que sea sin fines lucrativos.

AÑO DE NIEVES, AÑO DE BIENES

Chía – Valle de Benasque (Diciembre 2017)

La Villa de Chía vestida con manto blanco se merece un post (una entrada). En muchos lugares de España no es lo habitual tener nieve en invierno, pero el temporal de este fin de semana ha vestido de blanco muchas localidades de la geografía española. En Chía no es que caiga todos los días del invierno, pero estamos acostumbrados a la nieve. Este fenómeno meteorológico está asociado a muchos refranes, algunos de los cuales ya vimos el año pasado    https://villadechia.es/ta-disiembre-crema-llena-y-duerme/ https://villadechia.es/an-de-abellanas-donas-prenadas

“Año de nieves, año de bienes”: la nieve en invierno se asocia a buenas cosechas en primavera-verano, ya que actúa como aislante térmico, protegiendo a los brotes de las heladas, a la vez que aporta humedad a la tierra. Como explica el Instituto Cervantes a propósito del significado de este refrán, la tierra labrada se mantiene húmeda y esponjosa, lo que favorece el crecimiento de los cereales; por otro lado, permite que se rellenen los acuíferos a medida que la nieve se va fundiendo. Era un refrán muy utilizado en tierras de cereal y, como ya hemos visto, en Chía se ha cultivado cereal durante siglos https://villadechia.es/el-significado-de-chia/.

 

 

Chía – Valle de Benasque (23 enero 2019)
Chía – Valle de Benasque (9 enero 2021)

También hace alusión a los beneficios económicos de las nevadas de enero este otro refrán, “Con nieve en enero, no hay año austero”En los últimos 50 años, que ya no se siembra cereal en el valle de Benasque, la nieve sigue aportando beneficios económicos por ser imprescindible para el buen funcionamiento de la estación de esquí de Cerler, los deportes de invierno y todos los comercios y alojamientos relacionados con el turismo de nieve en el valle.

En cualquier caso, lo que hace falta es que la nieve llegue en su momento, como las heladas y las lluvias, para que no se alteren los ciclos de la agricultura y que se consiga el máximo rendimiento en las cosechas. También es muy necesaria para el buen desarrollo y aprovechamiento de pastos y praderas para el ganado.

 

Calle La Iglesia de Chía – Valle de Benasque (23 enero 2019)
Iglesia de San Martín (s.XII) en Chía – Valle de Benasque (23 enero 2019)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La nieve suele ser recibida con ilusión, despierta simpatías y buenas sensaciones. El blanco es un color que aporta calma y serenidad. La nieve nos hace sentirnos más felices; se asocia con renovación y limpieza. Mientras nieva todo se sosiega, ver caer la nieve siempre nos asombra y maravilla, nos trae recuerdos de la infancia, nos invita a jugar, a hacer muñecos de nieve o, simplemente, a dejar nuestras huellas mientras conectamos con el espacio-tiempo que nos rodea con la sensación de que el tiempo se ha parado, mientras descubrimos la magia de la naturaleza vestida de blanco que sabemos no durará mucho.

 

Quitanieves de tracción animal
Chía – Valle de Benasque (9 enero 2021)
Chía – Valle de Benasque (9 enero 2021)
Chía – Valle de Benasque (23 enero 2019)

Hoy en día, con las quitanieves y la sal, la nieve dura poco; no hace tantos años entre que nevaba más veces durante el invierno y que no se retiraba con tanta facilidad, la nieve -y el hielo- permanecían mucho tiempo en las calles, los caminos y los campos, dificultando la vida diaria. Pero ese momento mágico de la nieve cayendo, del manto blanco cubriendo la naturaleza, en general, permanece como un buen recuerdo en la memoria de todos.

 

 

 

 

 

© VILLA DE CHIA.   Puede utilizarse la información contenida en este blog citando la fuente siguiendo el patrón explicado en http://www.citethisforme.com/es/cite/blog siempre que sea sin fines lucrativos.