ERMITA DE LA CUADRA

Las fincas de cultivo próximas a los monasterios ribagorzanos se llamaban “cuadra”, por lo que se piensa que estas tierras fueran propiedad del monasterio de San Pedro de Taberna, antiguo cenobio ribagorzano ubicado entre Seira y Barbaruens, cuya primera mención data del 839. En 1076 se adjudicó al Monasterio de San Vitorián en calidad de priorato. Otros ejemplos de fincas con el nombre de “Cuadra” son la Cuadra y Cuadreta de Calvera, junto al montasterio de Obarra, y la Cuadra de Cubera cerca del monasterio de los Santos Justo y Pastor de Urmella.

De este monasterio de San Pedro de Taberna (que no Tabernas, que es una latinización del nombre original) queda sólo una iglesia monacal construida en el siglo XVI; pasó a manos privadas tras la subasta de las propiedades desamortizadas. Actualmente es propiedad de la familia Raluy (casa Solana de Barbaruens). Las tierras de La Cuadra las compró una sociedad de vecinos de Chía a un vecino de Benasque, según transmisión oral de vecinos de Chía. Este punto está en proceso de confirmación documental.

En el Diccionario de MADOZ leemos en p.334 “SEIRA: (…) En su término se encuentra el caserío llamado la Cuadra.”  En el mapa de 1865 del libro de MADOZ no figura La Cuadra. En el último libro de La Cuadra consta la relación de propietarios, gastos, contribución y cabezas de ganado lanar y cabrío. MAPA ARAGÓN DE LABAÑA s.XVII donde queda recogido este asentamiento humano como LAQUADRAhttps://www.wdl.org/es/item/7325/view/1/1/

Las casas de Chía con “derechos” en La Cuadra podían subir dos vacas por derecho. En primavera se llevaban sólo 100 vacas, del 3 de mayo (día de la Santa Cruz) al 19 de junio (día del Sagrado Corazón de Jesús). Ya comentamos que a finales de julio las vacas se subían a La Pala, donde pastan hasta el 11 de octubre; “las secas” (sin terneros) volvían a La Cuadra hasta el 1 de noviembre. De la compra de esta finca, de los “derechos” de cada casa de Chía, de sus usos y del incendio forestal de 1991, hablaremos en otra ocasión.

Esta zona de pastos abundantes, que además tiene un precioso y abundante manantial, está en el término municipal de Seira. En el punto en que la pista llega a la barrera con el término de Plan, hay que subir unos metros por la ladera de la derecha para llegar al núcleo de las construcciones. Había casas y pajares, de los que casi no queda nada. Hay también restos de un pequeño cementerio, lo que indica que era un asentamiento permanente. La estructura de la ermita se ha deteriorado considerablemente en los últimos 15 años. Parte del tejado de teja árabe se ha caído, aunque aún se mantiene el techo de la bóveda de la ermita; si no se actúa con rapidez sobre la ermita, en menos de dos años estará en el suelo. El tejado, a dos aguas, forma un altillo o falsa. Es de planta rectangular (4,30 x 2,30 metros) y bóveda de medio cañón hecha con lajas y mortero. La puerta se encuentra a los pies, bajo arco de medio punto y grandes dovelas. La enorme pila bautismal ha perdido el pie y está en el suelo de la ermita. En el exterior, en la cabecera, hay un muro circular que puede estar relacionado con un antiguo ábside. En su interior se refugiaron maquis durante la guerra civil. De esto, también hablaremos otro día.

Julio Nerín Mallo y Enrique Calvera Nerín encontraron en el exterior, en agosto de 1980, dos imágenes mutiladas que se guardan en la iglesia parroquial de Chía después de haber pasado por la Escuela de Restauración de Laspaúles, donde estimaron que eran del siglo XVII. La grande (70 cm) es una imagen del Salvador (de buena talla) y la pequeña (40 cm) de un monje, de menor calidad.

 

 

El 6 de agosto la Iglesia celebra el día de la Transfiguración de Cristo, día de El Salvador (diferente del día de San Salvador de Horta, franciscano, que es el 18 de marzo). Este hecho lo explican los evangelios de San Lucas, San Marcos y San Mateo, Jesús se transfigura en el monte Tabor. En Ribagorza encontramos otras ermitas dedicadas a El Salvador en Benabarre, Bibiles (Bonansa) y Roda de Isábena. Los habitantes de La Cuadra y los vecinos de los pueblos próximos celebrarían este día con romería, misa y comida popular, coincidiendo con el fin de los trabajos de siega de los campos en esa zona.

Hoy, habría que empezar desbrozando la vegetación que cubre toda la zona de edificios, rehacer el tejado de la ermita y limpiar el interior, repicar la fachada y el interior, consolidar los restos de muros de las edificaciones colindantes y colocar carteles informativos de la vida y trabajos en estas partidas de terrenos, con un pequeño mapa de la disposición de los edificios, las fincas y la fuente. Ahí es nada.

Es un lugar magnífico para ir a pasar el día, comer y bañarse en las cascadas del manantial.

FICHA TÉCNICA:

 Tipo de ruta:  senderista, ciclable, en 4X4

 Punto de inicio: plaza de Chía

 Distancia: 8 km

 Duración (a pie): dos horas por trayecto

 Altitud : 1.530 metros

 Desnivel acumulado: 310 metros

 Coordenadas: 42º30.407N  000º25.683E

Muchas gracias a MASPIRINEO por la información técnica

 

© VILLA DE CHIA.   

Puede utilizarse la información contenida en este blog citando la fuente siguiendo el patrón explicado en http://www.citethisforme.com/es/cite/blog siempre que sea sin fines lucrativos.

JUAN CARRERA ARTIGA, de casa Treseta

Un 30 de julio de 1934 nacía Juan Carrera Artiga en casa Treseta de Chía. Hijo de Juan Carrera, de casa Ramondarcas, y de Carmen Artiga, de casa Riu. Hace hoy 86 años. Su abuelo de Treseta tuvo cuatro hijos de la primera mujer (Juan, José de Bringueron, Jesús y María), y seis con la segunda mujer (Emilio, Josefina, Manolo, Nieves, Félix y Enrique), además de los que se murieron.

¿Cuántos hermanos fueron?

Dos, mi chermana Cruz y yo. Ella marchó ta França en una de Benás (yera la dona de Plaza, el ferrero de Bilanoba, el pai d’istes d’ara). Cruz se casó allí y ya no volvió.

¿Qué recuerda de su padre?

Había nacido en Francia, pero creció en Chía. A los 15 años mi abuelo se lo llevó a Francia con los otros chicos, José y Jesús, y un primo de casa Fustero de Castilló. Formaban una cuadrilla que trabajaba entre Burdeos y Montussan preparando fincas para el cultivo de vid.

El tío carnal de él, Antonio de casa Treseta, va aná ta Fransa a treballá. Tenía un huerto allá con verduras, ensaladas, hortalizas. Compró un caball y un carret per aná tots els días al mercado a Burdeos. Y se va fé rico. Mi padre no callaba diciéndole a su tío que tenía que venderle la casa de Chía (casa Treseta), porque se quería volver a Chía. Su tío no quería vendérsela, porque quería que se quedara en Francia. El tío Antonio le propuso varias veces a su sobrino Juan comprarle la finca que quisiera en Burdeos, pero Juan quería la casa de Chía y no paró hasta que su tío se la vendió. Estuvo trabajando en Francia entre los 15 y los 30 años. Cuando volvió, se casó con mi madre.

¿Qué recuerda de su madre?

No recordo guaire. Se ocupaba de la casa y del campo… treballá. Se murió mucho antes que mi padre, 20 años lo menos. Se murió de un derrame, como su madre. Un día de maitino, tía Joaquina la de Riu vino a casa y dijo a mi madre: Carmen, corre, biene que madrina no está bé, s’ha posau molt mala. Ha baixau tal huerto y no se trobaba bé. Ha puyau ta la cama. Quan ban baixá a qué Ramondarcas, ya estaba muerta.

¿Qué recuerda de la niñez?

Quan ba binre la guerra yo teniba dos ans. Ban marchá els de Riu ta Fransa… estaban madrina la de Riu y yo al Ballo, ban pasá per allí els de Riu, tots, en un somero cargau de roba y un caball, ban crusá el cabo el Ballo. Añs després ba vinre mi tía en els hijos, mi tío no, no el dixaban entrá.

¿A qué jugaba de pequeño?

Feban un corro y s’en posaba uno en una corrella qu’enganchaba un altro qu’anaba debán corrén y el de la corrella intentaba fotre-le un correaso. Y quan se bedeba apurau el qu’anaba debán iste en sacaba un altro y ell se quedaba al corro, y casacaban al altro. 

¿Le gustaba el cole?

No mos dixaban aná. Anabas mol poco, perque anaban a guardá el cordés, a femiar en el somero y portá las faixinas. Era chicorrón y no m’arribaba la pateta ta puyá la carga; apretaba el somero a una barrera y yo me posaba per la man d’alto ta podé arribá. 

¿Dónde hizo el servicio militar?

En Boltaña. Mai hi he estau tan bé com allí, porque hice lo que me dió la gana. Estuve 18 meses, pero de soldado sólo tres meses.

¿Estuvo en Francia?

No fui hasta que me casé. Iba con Alegría unos días, de vacaciones, a casa de mi hermana y a la de Pedrón. La mai de la tía Adela (la abuela de Pedrón), chermana de la de Treseta (dels que qeriban que papá se quedase a Fransa), y yeba un altre a Castilló, de qué Fustero.

¿Qué era lo que más le gustaba hacer cuando era joven?

Las fiestas a yo me feban molto goi, pero el baile, res més. Sólo habría quisto que m’hesen dau mil pesetas por cada baile que tengo dau a iste mundo. Sería rico. Prou, prou. [Se ríe]

Fiestas de Chía – Procesión a La Encontrada – FOTO de casa Treseta
Músicos en La Encontrada – FOTO de casa Treseta
Ball dels mossos en la procesión a La Encontrada – FOTO de casa Treseta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo eran las fiestas antes?

Millós qu’ara, perque no se feban a deshora. Arribabas a las tres de la tardi y ya tenibas la orquesta a la pllasa. Los mosos teniban qu’aná a buscá las mosas a casa. Se pllantaba un pino a cada costau de la pllasa. Quan feban el ball, tal cambio de mayordomos, se ballaba alrededó. Las fllós, un ram a cada man. Els mosos s’amagaban, pero ya el trobabas, ya. Y le posabas el ram al cap y le dibas, “hala nem”, ballaba tamé y a corré. 

¿Iban a las fiestas de otros pueblos?

Correban las festas, peró sempre a peu. Anaban a ballá, no a fegüe bere, com se fa ara.

Anaba a San Mamés, que yé el 17 de agosto, y se puya en romería. M’acordo qu’arribabas allí y te llavabas a la fuén y la pila, entrabas a la igllesia, resabas y luego arribaba la orquesta. Las mayordomas pullaban la comida tals chistabins en unas paneras en els machos. Ballaban ensima d’una roca. Como me gustaba bailar, me dije, “en cuanto se pongan a tocar, a ixa moseta me la llevo a bailar”.  Y así hice, pero vinieron los mozos y me pararon porque decían que el primer baile era siempre para los mayordomos y que me denunciaban o pagaba una botella de cognac, que era bien caro eso. Suerte que en casa Bringué y en casa Vidal había dos criados de Chistau, juerguistas y nos entendíamos bien. Les dijeron que no iba a pagar nada y que tenían que dejar que nos divirtiéramos.

Otra vez fui con Alegría, que éramos ya novios. Ella tenía familia en San Juan. A yo ya me coneixeban els chistabins, hi anaba molto. Quan ba comensá el baile, mos bem posá a ballá.

-Y me diban, “ridios Treseta, ista chabala qu’has tralliu, ¿qué marca ixo?”

-Y yo les diba, “pues ballá, res més”.

-¿No será la novia? Mira que sabemos algo.

-No, no, de momento, no.

No nos la chugas… Ista yé prima hermana de Manolo Sánchez y él nos u ha dito, “Alegría la de Chía ya tiene novio”.

¿Cuándo se casaron?

Teniba 28 ans y Alegría 25, a Chía. Alegría era de qué Llúsia. 

¿Cuántos hijos y nietos ha tenido?

Hijos, cuatro: Alberto, Sonia, Sergio y José Mari.

Nietos, cinco, y tots mosets: Lucas, Eloy, Isaac, Enol, Izan.

¿Qué eran los vecinales?

Tot el llugà, uno de cada casa, anaba a apañá els camins. Cuando Bringué era alcalde, mi padre estuvo unos años en el Ayuntamiento. Le decía a mi padre, “Juan, mañana hay que ir a vecinal”, y él hacía la lista de 27-30 hombres. Se estaba todo el día, no se volvía a casa hasta la tarde-noche. Estaba tot llimpio. Ara yé mol diferente.

¿Un invento que sea necesario de verdad?

La lavadora.

¿Su comida preferida?

Tot me cuaja, tot me sabe bueno. [Se ríe]

¿El secreto para vivir tanto?

Treballá, treballá… ¡ara ya no, que no tengo ganas!

¿Mandas mucho?

¡No me queren creure! [Se ríe]

¿Que consejo daría a los más jóvenes ?

No te fan caso, igual es dar consejos como no.

¿Qué le gustaría que conservaran los nietos?

Tot lo que podesen. Mis padres u ban comprá tot, la casa, el cremallo… después bem vinre Alegría y yo, y bem treballá tot lo que podebam. Aixó sí que me faría goi, que u conserbasen. 

 

© VILLA DE CHIA.   Puede utilizarse la información contenida en este blog citando la fuente siguiendo el patrón explicado en http://www.citethisforme.com/es/cite/blog siempre que sea sin fines lucrativos.

ERMITA DE SANTA ANA

Otro de los doce lugares de culto de los vecinos de Chía, situado a menos de un kilómetro de la plaza.

El culto a Santa Ana surgió hacia el siglo VI en Oriente y se extendió en Occidente con las Cruzadas. Es a partir del siglo XIV-XV cuando se crean cofradías y se levantan altares a esta. El éxito de esta advocación se debe a los patronazgos que conlleva  relacionados con la maternidad (era estéril y fue madre ya mayor): de los embarazos, las parturientas, las madres y los recién nacidos; también es patrona de la buena muerte (porque su muerte fue asistida por el Niño Jesús). (1)

Santa Ana y San Joaquín fueron los padres de la Virgen María, madre de Jesucristo. Son por ello, patronos de los abuelos, como transmisores de los valores de la familia y de la fe en Dios. Y hoy, 26 de julio, se celebra el día de los abuelos y también Santa Ana.

Talla de Santa Ana de la ermita de Montanuy.

Hay múltiples representaciones, Santa Ana con la Virgen María de niña, o Santa Ana con María y el Niño que, en ocasiones, puede estar recogiendo una pera que le ofrece su abuela; en ambos casos, puede aparecer con o sin libro, que representa la función educadora de la Santa con su hija y su nieto. La pera simboliza el amor de cristo encarnado por la humanidad.

La imagen de la ermita de Santa Ana de la Ribera (Montanuy), del siglo XIV, se recuperó en diciembre del año pasado y representa a Santa Ana con su hija y un libro. https://www.heraldo.es/noticias/aragon/huesca/2020/06/28/la-talla-de-ribera-recuperada-hace-6-meses-por-el-museo-de-barbastro-podria-volver-al-anticuario-1382786.html 

En Graus encontramos los restos de Santa Ana de Bellestar, ermita románica. https://romanicoribagorzano.wordpress.com/2013/07/02/graus-santa-ana-de-bellestar/  Y Santa Ana de Ubiergo, en Secastilla. https://romanicoribagorzano.wordpress.com/2013/06/29/secastilla-santa-ana-de-ubiergo/

Ya hemos comentado en la descripción de otras ermitas de Chía, la importancia de su localización, ya que el objetivo principal de todas ellas es la “protección” de la comunidad en sus quehaceres diarios. Esta se sitúa en el camino donde encontramos las bifurcaciones a El Run y a Seira y el camino de Las Garrigas (zona de campos y bordas que se ocupaban durante la época de la siega).

Está semi-derruida. Aún conserva parte del muro de cabecera, orientado al este, donde se ve el nicho cuadrado que albergaba la imagen. La ermita carecía de muro de cerramiento, quedando abierta al camino, de planta rectangular (3,40 x 2,50) y con un bonito hastial escalonado del que apenas queda evidencia.

 

El día de Santa Ana las abuelas regalan peras a los nietos o a los niños.

En Monegrillo (Zaragoza) celebran sus fiestas el día de Santa Ana. En el canto de despedida de la Santa, hacen mención a las peras. No tenemos constancia de lo que se haría en Chía, o de la imagen que se veneraba en siglos pasados, pero podemos hacernos una idea con lo que hemos visto de otros pueblos no demasiado alejados.

FICHA TÉCNICA

Tipo de ruta:  senderista, ciclable

 Punto de inicio: plaza de Chía

 Distancia: 900 m

 Duración (a pie): diez-quince minutos por trayecto

 Altitud : 1.200 metros

 Desnivel acumulado: no procede

 Coordenadas: 

 

 

 

(1) RODRÍGUEZ PEINADO, Laura (2017): “Santa Ana Triple”, Base de datos digital de iconografía medieval. Universidad Complutense de Madrid. En línea: https://www.ucm.es/bdiconografiamedieval/santa-ana-triple

© VILLA DE CHIA.   Puede utilizarse la información contenida en este blog citando la fuente siguiendo el patrón explicado en http://www.citethisforme.com/es/cite/blog siempre que sea sin fines lucrativos.