17 de agosto, SAN MAMÉS

San Mamés desde La Simierre – FOTO: Valle de Gistain GOOGLE sites

La Sierra de Chía es el límite natural entre el valle de Benasque y el de Gistaín, por lo que es natural que durante siglos haya habido una relación estrecha entre los vecinos de Chía y los de Gistaín, Plan y San Juan de Plan. Relación no siempre amistosa, cosas de la naturaleza humana; pero de allí vinieron a casarse aquí y al revés, a trabajar y, cómo no, de fiesta.

FOTO: Valle de Gistain GOOGLE sites

La ermita de San Mamés está en San Juan de Plan, situada en el camino que une la bal de Chistau con la de Benás, en una zona de bordas de más de 200 años donde antes se pasaba el verano, mientras se hacía la hierba. En el dintel de la puerta de una borda hay una inscripción: + Año 1797. Hay una piedra plana amplia, a modo de placeta, que es donde se baila. La antigua ermita era una cueva y una construcción adosada a la roca, hasta que se hundió. La ventana superior hacía las veces de espadaña (campanario de una sola pared). La actual ermita se terminó en 1868.

Fiesta de San Mames, años 1920 – FOTO: Almarza (Fototeca DPH)
Los músicos en San Mamés – FOTO: Almarza (Fototeca DPH)

 

 

 

 

 

 

El tercer día de las fiestas mayores de San Juan (del 15 al 17 de agosto), sus habitantes van en procesión hasta la ermita de San Mamés. Allí se encontraban con los peregrinos de la bal de Benás, la mayoría de Chía y de Sahún, que  también iban a pie. Salían de noche, a las 4 de la madrugada, con todo el cielo estrellado, y llegaban sobre las nueve de la mañana. Asunción de Vidal, Juan de Treseta, Soledad de Toña, por citar alguno de nuestros mayores cardigasos, recuerdan bien la fiesta en San Mamés.

Muchas fotos de antaño de esta fiesta en https://sites.google.com/site/valledegistain/home/san-mames En San Juan de Plan, hace algunas décadas, decidieron cambiar las fiestas al último fin de semana de agosto y se trasladó la romería a San Mamés al último domingo de agosto.

Coro de la ermita – FOTO: Marta Puyol
Altar de la ermita – FOTO: Marta Puyol

Cuando se llegaba a San Mamés, la gente se lavaba los pies en la fuente, se entraba a la ermita a escuchar misa y cantar los gozos al santo:   http://www.mediafire.com/file/hwm8px2r7wjb7nj/sanmames.MP3/file

Una vez finalizaban los ritos religiosos, se comía y se bailaba hasta la tarde, para volver a pie cada uno a su casa.

Asunción de Vidal recuerda ir siendo niña a la fiesta de San Mamés con su madre y con Emilio y Pilar de Sansón: Las mañanas de San Mamés eran luminosas y de buen tiempo, pero las tardes siempre eran de tormenta. Los músicos se colocaban en las ventanas del pajar que quedaba frente a la ermita. Las mujeres de San Juan subían los canastos con la comida sobre la cabeza. 

Juan de Treseta nos cuenta la anécdota de la abuela de Capdevila de Sahún https://soundcloud.com/maria-antonia-nerin/29-jul-1231-parvives

y  un “altercado” que tuvo de soltero, cuando quiso salir a bailar con una joven chistavina antes que los mozos de San Juan: https://soundcloud.com/maria-antonia-nerin/29-jul-1207-juan-treseta-2-audiotrimmercom

Fiesta de San Mamés a principios del siglo XX – FOTO: Almarza (Fototeca DPH)

© VILLA DE CHIA.   

Puede utilizarse la información contenida en este blog citando la fuente siguiendo el patrón explicado en http://www.citethisforme.com/es/cite/blog siempre que sea sin fines lucrativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *