TA L’AGÜERRO…

Estos últimos días de septiembre, hasta la feria de San Miguel (29 septiembre), eran de transición entre el fin del verano y el núcleo del otoño. En octubre hablaremos del inicio del “ciclo agrícola ganadero tradicional”, tal y como se vivió durante siglos en la montaña. El año económico “empezaba” en octubre.

El martes 22 de septiembre a las 15:31 hora peninsular de España, comenzó oficialmente el otoño 2020 del Hemisferio Norte. Esta estación está relacionada con el atardecer de la vida; cambia el tiempo y el día se acorta, pero todavía había mucho trabajo por hacer antes de que llegara la nieve a los campos (por las cumbres puede caer nieve incluso en agosto). Aquí se decía “Ta l’agüerro, fayena tiene el trachinero” (En otoño, trabajo tiene el trajinero). En otoño tocaba acarrear y cortar la leña para el invierno, recoger las nueces y manzanas que estaban en los campos, preparar las gavillas de fresno para los animales, sembrar el cereal, recoger las patatas y las cebollas, plantar las coles de invierno y las escarolas, aprovechar las moras, endrinos, avellanas, robellons, cazar el chabalín

Estos días tocaba preparar los cereales para la siembra: trigo, centeno, cebada/ordio. Con el trigo se hacía harina para el pan de todo el año, el centeno era para las ovejas, el ordio/cebada para pienso que comían las caballerías, también para engordar los corderos. Las mujeres preparaban un líquido de vidriolo (sulfato metálico) para tratar las semillas antes de sembrarlas. A la hora de sembrar, nos explica Federico de Sansa que hay que saber hacerlo, de derecha a izquierda, con la mano suelta, en tres tiempos, para que la semilla se distribuya y no caiga toda en el mismo sitio. La siembra se hacía en septiembre, para que las semillas enterradas se empaparan primero con el agua del otoño y luego con las nieves del invierno. De esta forma, en primavera, con el renacer de la vida, brotaban las semillas y crecía el cereal que se recogería en verano.

http://ceres.mcu.es/pages/Main?idt=156496&inventary=FD036860&table=FDOC&museum=MT

En Chía, la tierra se araba con bueyes mayormente, también se usaban caballos, mulas y, los menos, vacas; la mecanización no se generalizó en el valle hasta los años 60-70.

Los bueyes son toros que se han castrado después de la pubertad para destinarlos a carga y trabajos agrícolas. Nos explica Federico Mur de Sansa que si se paraban, se les pinchaba en el trasero con un palo de avellano que llevaba un clavo en uno de los extremos, la unllada (en español, aguijada) y que no bastaba con pasar el arado, luego había que deshacer los terrones de tierra, en patués, estorrocá, con una azada o azadón. Cuenta que tuvo una pareja de bueyes muy buenos que habían castrado su padre (Martín Mur Gabás) y uno de sus hermanos (de qué Santamaría); por las mañanas salían de casa y se iban solos hasta el campo que estaba a medio labrar y se colocaban cada uno a un lado del arado.  “De la pericia del labrador y de la experiencia de los bueyes dependía hacer los surcos bien rectos”, nos dice.

Otro refrán es el de “Buen tiempo en septiembre, mejor en diciembre”, lo que ayudaba a realizar todos estos trabajos en unas condiciones más agradables. Y también “Truenos tardanos, fríos tempranos. Truenos tempranos, fríos tardanos”.

La luz, los olores y los colores de otoño están cargados de matices, brillos y reflejos, es el tiempo en el que la naturaleza muestra su madurez.

 

© VILLA DE CHIA.   Puede utilizarse la información contenida en este blog citando la fuente siguiendo el patrón explicado en http://www.citethisforme.com/es/cite/blog siempre que sea sin fines lucrativos.

PASEANDO A LA VIRGEN

Esta entrada era para el lunes 7 de septiembre, pero se complicó el día. Nunca es tarde si la dicha es buena; así que, aunque la calidad es regular, a todos nos gustará ver este vídeo de principios de los 80, cuando la Virgen pasó el verano en la iglesia de San Vicente, mientras se hacían obras de mejora en la ermita, y se llevó a hombros una vez terminadas. Es un vídeo sin sonido, porque las cámaras de súper 8 no tenían micrófono.

Vídeo llevando a la Virgen a hombros hasta la ermita (imágenes de José Solans Cortina, de Presín): https://www.facebook.com/104461714411369/videos/333487801043770

Septiembre 1935 – Fiestas de La Encontrada. baile en la plaza de Chía. FOTO: Casa Muria

Aprovechamos esta entrada para subir una foto, de Jesús Barañac, del baile de la fiesta en la plaza de Chía en 1935.

El día que empezaban las fiestas, el alcalde y el teniente de alcalde recibían a la orquesta con sequillos y vino que habían preparado sus mujeres. Por la tarde se hacía la ronda por las casas con jóvenes solteras para que acudieran al baile. Se bailaba hasta las ocho de la tarde, se hacía una parada de dos horas para cenar, y se reanudaba a las diez de la noche, hasta las dos o tres de la mañana.

 

La orquesta en las fiestas de Chía a mediados de los años 50.

Hemos identificado a los músicos de la foto que subimos el viernes 5 de septiembre  https://villadechia.es/la-fiesta-en-los-anos-70/    La primera trompeta es Ricardo de Ramonot, el acordeón lo toca Avelino de Riu, la segunda trompeta es Fedriquito de Fransisca. Otros identificados:
– José de Andrés
– Toño de Sinet
– Ramón de Sinet
– Sastre de Dorotea
– Juan de Barbero
– Sansot
– Juan de Sauret
– Toño de Mateu

El año que viene nos vemos en La Encontrada los sábados de mayo y el 8 de septiembre… si Dios quiere y el coronavirus lo permite.

¡VIVA LA VIRGEN DE LA ENCONTRADA! ¡VIVA CHÍA!

 

© VILLA DE CHIA.   Puede utilizarse la información contenida en este blog citando la fuente siguiendo el patrón explicado en http://www.citethisforme.com/es/cite/blog siempre que sea sin fines lucrativos.

 

LA NATIVIDAD DE LA VIRGEN

El 8 de septiembre se celebra la Natividad de la Virgen. Es el día de la fiesta de todas las vírgenes “encontradas”: La Encontrada de Chía, Guayente de Sahún, Covadonga de Asturias, Nuria en Gerona,  Guadalupe en Córdoba y tantas otras. Es el día de la fiesta grande de Chía. Y, a pesar de que las circunstancias no han permitido celebrar unas fiestas “al uso”, estos días cada casa ha celebrado una comida en familia, ha ido a la ermita y ha recordado a los que ya no están con nosotros. Hoy hemos celebrado una ceremonia sencilla en la placeta de la ermita, guardando las distancias y con mascarilla, bajo un cielo azul, en la que hemos llevado en el corazón a todos los que no han podido asistir por razones de trabajo o salud y, por supuesto, a todos aquellos que nos acompañaron tantas veces, que nos transmitieron la devoción a la Virgen de La Encontrada y que ya nos dejaron para siempre.

Vídeo del 8 de septiembre de 2020: https://www.facebook.com/104461714411369/videos/356323462075309

Nos queda pendiente la receta de los sequillos, el significado de la albahaca, dar los detalles arquitectónicos y técnicos de la ermita, difundir más imágenes antiguas y no tan antiguas, los menús de la fiesta, la ronda de las mozas, el cambio de mayordomos… Tiempo tendremos de abordar estos asuntos en otras entradas del blog, este año o en el próximo. El pasado mes de mayo publicamos todos los sábados contenidos sobre la ermita, la Virgen, costumbres y tradiciones, que están disponibles para quien quiera volver a leerlos.

 

¡VIVA LA VIRGEN DE LA ENCONTRADA! ¡VIVA CHÍA!

 

© VILLA DE CHIA.   Puede utilizarse la información contenida en este blog citando la fuente siguiendo el patrón explicado en http://www.citethisforme.com/es/cite/blog siempre que sea sin fines lucrativos.