UN DOMINGO DE FIESTA MAYOR

Este año el 8 de septiembre cae en martes, así que hoy habríamos ido en romería a La Encontrada, con los mozos bailando y tocando las castañuelas por delante del estandarte de la Virgen y las autoridades. Como bien sabemos, hemos de evitar las aglomeraciones para contener la propagación del virus SARS Cov2; así que sólo hemos hecho misa en la iglesia de San Vicente, en la que estaban una veintena de personas.

Para recordar la música, el baile, el colorido y la alegría de la fiesta, subimos un vídeo del día que fuimos a la ermita en las fiestas de 2017 (imágenes de Emilio Río Güerri). https://www.facebook.com/watch/?v=333661407835228&extid=kT4HVvebISAS2XbZ

Fiestas de Chía. Años 60. Mozos y castañuelas; detrás, el estandarte de la Virgen de La Encontrada. FOTO de Casa Matías.

Es buena ocasión también para recuperar tres imágenes antiguas de las Fiestas de la Villa de Chía en honor de la Virgen de La Encontrada (8 de septiembre):

  • Los mozos llegando a la plaza de Chía al son de la música.

Si alguien reconoce a los danzantes, podremos fechar esta imagen y poner los nombres de los protagonistas.

Las castañuelas, de madera de boj con cintas de colores que llevan los mozos, acompañan a la música, mientras los mozos saltan al ritmo de la melodía haciendo recorridos cortos de ida y vuelta. Lo que tiene un gran mérito, porque en Chía tenemos unas cuantas cuestas, hace calor y se ha dormido poco.

Antes eran sólo los mozos solteros y casaderos los que formaban parte de este baile. Los tiempos y las circunstancias han hecho que ahora participen grandes y pequeños, solteros y no solteros, para hacer la procesión más vistosa y sonora.

  • El baile en la placeta de la ermita, después de la misa. Son imágenes de diferente momento. Esperamos los comentarios identificando a personas y aproximando la fecha de las imágenes.

* En una, el tejado es de losa de piedra y se ve la entrada a la vivienda del ermitaño.

* En la otra, posterior, el tejado es de uralita y ya no se aprecia la entrada a la vivienda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡VIVA LA VIRGEN DE LA ENCONTRADA! ¡VIVA CHÍA!

 

© VILLA DE CHIA.   Puede utilizarse la información contenida en este blog citando la fuente siguiendo el patrón explicado en http://www.citethisforme.com/es/cite/blog siempre que sea sin fines lucrativos.

 

 

LA FIESTA EN LOS AÑOS 70

Orquesta cardigasa en La Encontrada – Años 50/60 De izquierda a derecha: – desconocido – José de Andrés – Toño de Sinet – Ramón de Sinet – Sastre de Dorotea – Juan de Barbero – Sansot – Juan de Sauret – Toño de Mateu FOTO: Casa Matías

Hace décadas, cuando la fiesta de los pueblos era una de las escasas actividades lúdicas durante generaciones,  la gente se desplazaba a casa de los amigos y familiares para disfrutar  de varios días de festejos. Comer, beber, bailar, jugar, ir a misa, hacer la pasabila (ir de casa en casa con la charanga), conversar y ponerse al día de todo lo que había pasado durante el año, hacía que la fiesta se esperara con ganas y se disfrutara con intensidad. Juan de Treseta nos los explicaba hace pocas semanas https://villadechia.es/juan-carrera-artiga-de-casa-treseta/

En romería a La Encontrada – Años 60 FOTO: Casa Matías

Antes, la fiesta la pagaban los mayordomos. Y para conseguir dinero plantaban unos mayos en la plaza de Chía, uno en cada punta, y se subastaban después de la fiesta. Federico de Sansa explica que el día que subían las ovejas a Pinedo se cortaban tres pinos y se pelaban (se quitaban todas las ramas) para luego plantarlos para la fiesta. “El ball dels mosos se feba alrededor. Y si alguno podía, subía trepando por el mayo. Juan de Navarro se quedaba los pinos”.

La tradición o ritual de los mayos (los pinos para la fiesta de septiembre y el sauquero para el Corpus https://villadechia.es/?s=corpus) está relacionada con la simbología fálica y fecundante. En unos pueblos se “plantan” en Pascua Florida (la de Resurrección), otros en las romerías de mayo (como mes central de la primavera) y en otros durante sus fiestas mayores. La fiesta mayumea fenicia exaltaba la primavera con este tipo de ritual. Costumbre que adoptaron los romanos el primer día de mayo. Maya o Maia era la diosa romana de la fertilidad.

Hace años que la fiesta se paga entre las aportaciones de los vecinos y una subvención del Ayuntamiento. Con cada generación y los cambios que trae la vida, las fiestas se han ido modificando, adaptándose a las modas y gustos de los que se hacen cargo de su organización. No son ni peores ni mejores, simplemente, son diferentes.

Hoy compartimos dos vídeos de las fiestas en los que vemos como hemos crecido unos y envejecido otros; en aquel entonces los vídeos domésticos no tenían sonido. Imágenes de José Solans Cortina, de Presín:

Un emocionado recuerdo para los que nos han dejado, que son muchos.

¡VIVA LA VIRGEN DE LA ENCONTRADA! ¡VIVA CHÍA!

 

© VILLA DE CHIA.   Puede utilizarse la información contenida en este blog citando la fuente siguiendo el patrón explicado en http://www.citethisforme.com/es/cite/blog siempre que sea sin fines lucrativos.

TA LA FIESTA SE FEBA ROSQUILLA

Este año no se puede celebrar la fiesta de Chía, que es el 8 de septiembre, día de la Virgen de La Encontrada; pero sí haremos un recorrido por algunas de las costumbres y tradiciones de la Fiesta de Chía, entre hoy y el martes 8. No puede hacerse una celebración pública y de multitudes, pero sí podemos celebrarlas en el núcleo familiar.

Cocina económica de Casa Cornel

Vamos a empezar este recorrido por la memoria de los sentidos. No hay nada que despierte tanto los recuerdos y sensaciones como el sentido del olfato. El aroma de los guisos y los postres que siendo niños se cocinaban en aquellas cocinas económicas de nuestras abuelas, dejaron una huella imborrable. Durante muchos siglos, la cocina se desarrolló a partir de lo que se producía en el territorio o no muy lejos de aquí y, de vez en cuando, con alguna cosa más que llegaba con los trachineros. El arte culinario, además de patrimonio intangible, es parte de la identidad de una sociedad. Y lo más importante, es el eje que vertebra la socialización; comer en familia, con amigos, con clientes, con colegas de trabajo, facilita el intercambio de pareceres y hasta permite acercar posturas.

Horno de Casa Santamaría de Chía

Hablaremos mañana de los sequillos, pero hoy vamos a intentar “rescatar” la receta de la rosquilla. Y decimos “rescatar” porque ya sólo se acuerdan de ella los muy mayores. La rosquilla es una torta de masa de pan que podía hacerse de forma redonda, como un plato grande, redonda con agujero, como un rosco, o alargada, como las tortas que compramos ahora. Se cocía en los hornos de pan, pero a partir de los años 60 se dejaron de hacer porque los hornos ya no se usaban; en alguna casa de Chía se hacía alguna rosquilla en las cocinas económicas, pero cuando dejó de amasarse pan, la rosquilla pasó a ser historia culinaria.

Después de hablar con Feli, Luisa, Jacquelina, Toñita, Mari Pepa, Asunción, Generosa y Carmina podemos perfilar la receta de la rosquilla, pero habrá que matizar las cantidades y el procedimiento cuando alguien se decida a ensayarla.

ELABORACIÓN:

A la masa de pan (harina, agua, levadura y sal) que habrá reposado 30 minutos, se añaden los huevos, azúcar, un poco de aceite o mantequilla y 50 ml de anís dulce. Se amasa todo (a mano) hasta que quede una bola elástica que no se pegue y se dejará reposar tapada hasta que doble su volumen (1 hora).

Se le da la forma de rosquilla o torta sobre un papel de horno y se estira con las manos. Se le puede hacer algún dibujo. Se cuece 15 minutos en el horno precalentado a 180ºC.  Se echa azúcar por encima 5 minutos antes de sacarla del horno.

INGREDIENTES:

500 gr de harina de fuerza, 200-250 cc de agua, 20-25 gr de levadura fresca y 1 cucharadita de sal.

2 huevos, 3-4 cucharadas de azúcar, aceite o mantequilla, 50 ml de anís dulce (y puede añadirse anís en grano).

Como hemos dicho, es una “aproximación” a la receta original. Con las observaciones y comentarios que hagáis, haremos las correcciones oportunas, tanto en los pasos a seguir (puede ser que algún ingrediente se ponga antes o después) como en los integrantes de la receta.

¡VIVA LA VIRGEN DE LA ENCONTRADA! ¡VIVA CHÍA!

 

© VILLA DE CHIA.   

Puede utilizarse la información contenida en este blog citando la fuente siguiendo el patrón explicado en http://www.citethisforme.com/es/cite/blog siempre que sea sin fines lucrativos.