ERMITA DE LA CUADRA

Las fincas de cultivo próximas a los monasterios ribagorzanos se llamaban “cuadra”, por lo que se piensa que estas tierras fueran propiedad del monasterio de San Pedro de Taberna, antiguo cenobio ribagorzano ubicado entre Seira y Barbaruens, cuya primera mención data del 839. En 1076 se adjudicó al Monasterio de San Vitorián en calidad de priorato. Otros ejemplos de fincas con el nombre de “Cuadra” son la Cuadra y Cuadreta de Calvera, junto al montasterio de Obarra, y la Cuadra de Cubera cerca del monasterio de los Santos Justo y Pastor de Urmella.

De este monasterio de San Pedro de Taberna (que no Tabernas, que es una latinización del nombre original) queda sólo una iglesia monacal construida en el siglo XVI; pasó a manos privadas tras la subasta de las propiedades desamortizadas. Actualmente es propiedad de la familia Raluy (casa Solana de Barbaruens). Las tierras de La Cuadra las compró una sociedad de vecinos de Chía a un vecino de Benasque, según transmisión oral de vecinos de Chía. Este punto está en proceso de confirmación documental.

En el Diccionario de MADOZ leemos en p.334 “SEIRA: (…) En su término se encuentra el caserío llamado la Cuadra.”  En el mapa de 1865 del libro de MADOZ no figura La Cuadra. En el último libro de La Cuadra consta la relación de propietarios, gastos, contribución y cabezas de ganado lanar y cabrío. MAPA ARAGÓN DE LABAÑA s.XVII donde queda recogido este asentamiento humano como LAQUADRAhttps://www.wdl.org/es/item/7325/view/1/1/

Las casas de Chía con “derechos” en La Cuadra podían subir dos vacas por derecho. En primavera se llevaban sólo 100 vacas, del 3 de mayo (día de la Santa Cruz) al 19 de junio (día del Sagrado Corazón de Jesús). Ya comentamos que a finales de julio las vacas se subían a La Pala, donde pastan hasta el 11 de octubre; “las secas” (sin terneros) volvían a La Cuadra hasta el 1 de noviembre. De la compra de esta finca, de los “derechos” de cada casa de Chía, de sus usos y del incendio forestal de 1991, hablaremos en otra ocasión.

Esta zona de pastos abundantes, que además tiene un precioso y abundante manantial, está en el término municipal de Seira. En el punto en que la pista llega a la barrera con el término de Plan, hay que subir unos metros por la ladera de la derecha para llegar al núcleo de las construcciones. Había casas y pajares, de los que casi no queda nada. Hay también restos de un pequeño cementerio, lo que indica que era un asentamiento permanente. La estructura de la ermita se ha deteriorado considerablemente en los últimos 15 años. Parte del tejado de teja árabe se ha caído, aunque aún se mantiene el techo de la bóveda de la ermita; si no se actúa con rapidez sobre la ermita, en menos de dos años estará en el suelo. El tejado, a dos aguas, forma un altillo o falsa. Es de planta rectangular (4,30 x 2,30 metros) y bóveda de medio cañón hecha con lajas y mortero. La puerta se encuentra a los pies, bajo arco de medio punto y grandes dovelas. La enorme pila bautismal ha perdido el pie y está en el suelo de la ermita. En el exterior, en la cabecera, hay un muro circular que puede estar relacionado con un antiguo ábside. En su interior se refugiaron maquis durante la guerra civil. De esto, también hablaremos otro día.

Julio Nerín Mallo y Enrique Calvera Nerín encontraron en el exterior, en agosto de 1980, dos imágenes mutiladas que se guardan en la iglesia parroquial de Chía después de haber pasado por la Escuela de Restauración de Laspaúles, donde estimaron que eran del siglo XVII. La grande (70 cm) es una imagen del Salvador (de buena talla) y la pequeña (40 cm) de un monje, de menor calidad.

 

 

El 6 de agosto la Iglesia celebra el día de la Transfiguración de Cristo, día de El Salvador (diferente del día de San Salvador de Horta, franciscano, que es el 18 de marzo). Este hecho lo explican los evangelios de San Lucas, San Marcos y San Mateo, Jesús se transfigura en el monte Tabor. En Ribagorza encontramos otras ermitas dedicadas a El Salvador en Benabarre, Bibiles (Bonansa) y Roda de Isábena. Los habitantes de La Cuadra y los vecinos de los pueblos próximos celebrarían este día con romería, misa y comida popular, coincidiendo con el fin de los trabajos de siega de los campos en esa zona.

Hoy, habría que empezar desbrozando la vegetación que cubre toda la zona de edificios, rehacer el tejado de la ermita y limpiar el interior, repicar la fachada y el interior, consolidar los restos de muros de las edificaciones colindantes y colocar carteles informativos de la vida y trabajos en estas partidas de terrenos, con un pequeño mapa de la disposición de los edificios, las fincas y la fuente. Ahí es nada.

Es un lugar magnífico para ir a pasar el día, comer y bañarse en las cascadas del manantial.

FICHA TÉCNICA:

 Tipo de ruta:  senderista, ciclable, en 4X4

 Punto de inicio: plaza de Chía

 Distancia: 8 km

 Duración (a pie): dos horas por trayecto

 Altitud : 1.530 metros

 Desnivel acumulado: 310 metros

 Coordenadas: 42º30.407N  000º25.683E

Muchas gracias a MASPIRINEO por la información técnica

 

© VILLA DE CHIA.   

Puede utilizarse la información contenida en este blog citando la fuente siguiendo el patrón explicado en http://www.citethisforme.com/es/cite/blog siempre que sea sin fines lucrativos.

ERMITA DE SANTA ANA

Otro de los doce lugares de culto de los vecinos de Chía, situado a menos de un kilómetro de la plaza.

El culto a Santa Ana surgió hacia el siglo VI en Oriente y se extendió en Occidente con las Cruzadas. Es a partir del siglo XIV-XV cuando se crean cofradías y se levantan altares a esta. El éxito de esta advocación se debe a los patronazgos que conlleva  relacionados con la maternidad (era estéril y fue madre ya mayor): de los embarazos, las parturientas, las madres y los recién nacidos; también es patrona de la buena muerte (porque su muerte fue asistida por el Niño Jesús). (1)

Santa Ana y San Joaquín fueron los padres de la Virgen María, madre de Jesucristo. Son por ello, patronos de los abuelos, como transmisores de los valores de la familia y de la fe en Dios. Y hoy, 26 de julio, se celebra el día de los abuelos y también Santa Ana.

Talla de Santa Ana de la ermita de Montanuy.

Hay múltiples representaciones, Santa Ana con la Virgen María de niña, o Santa Ana con María y el Niño que, en ocasiones, puede estar recogiendo una pera que le ofrece su abuela; en ambos casos, puede aparecer con o sin libro, que representa la función educadora de la Santa con su hija y su nieto. La pera simboliza el amor de cristo encarnado por la humanidad.

La imagen de la ermita de Santa Ana de la Ribera (Montanuy), del siglo XIV, se recuperó en diciembre del año pasado y representa a Santa Ana con su hija y un libro. https://www.heraldo.es/noticias/aragon/huesca/2020/06/28/la-talla-de-ribera-recuperada-hace-6-meses-por-el-museo-de-barbastro-podria-volver-al-anticuario-1382786.html 

En Graus encontramos los restos de Santa Ana de Bellestar, ermita románica. https://romanicoribagorzano.wordpress.com/2013/07/02/graus-santa-ana-de-bellestar/  Y Santa Ana de Ubiergo, en Secastilla. https://romanicoribagorzano.wordpress.com/2013/06/29/secastilla-santa-ana-de-ubiergo/

Ya hemos comentado en la descripción de otras ermitas de Chía, la importancia de su localización, ya que el objetivo principal de todas ellas es la “protección” de la comunidad en sus quehaceres diarios. Esta se sitúa en el camino donde encontramos las bifurcaciones a El Run y a Seira y el camino de Las Garrigas (zona de campos y bordas que se ocupaban durante la época de la siega).

Está semi-derruida. Aún conserva parte del muro de cabecera, orientado al este, donde se ve el nicho cuadrado que albergaba la imagen. La ermita carecía de muro de cerramiento, quedando abierta al camino, de planta rectangular (3,40 x 2,50) y con un bonito hastial escalonado del que apenas queda evidencia.

 

El día de Santa Ana las abuelas regalan peras a los nietos o a los niños.

En Monegrillo (Zaragoza) celebran sus fiestas el día de Santa Ana. En el canto de despedida de la Santa, hacen mención a las peras. No tenemos constancia de lo que se haría en Chía, o de la imagen que se veneraba en siglos pasados, pero podemos hacernos una idea con lo que hemos visto de otros pueblos no demasiado alejados.

FICHA TÉCNICA

Tipo de ruta:  senderista, ciclable

 Punto de inicio: plaza de Chía

 Distancia: 900 m

 Duración (a pie): diez-quince minutos por trayecto

 Altitud : 1.200 metros

 Desnivel acumulado: no procede

 Coordenadas: 

 

 

 

(1) RODRÍGUEZ PEINADO, Laura (2017): “Santa Ana Triple”, Base de datos digital de iconografía medieval. Universidad Complutense de Madrid. En línea: https://www.ucm.es/bdiconografiamedieval/santa-ana-triple

© VILLA DE CHIA.   Puede utilizarse la información contenida en este blog citando la fuente siguiendo el patrón explicado en http://www.citethisforme.com/es/cite/blog siempre que sea sin fines lucrativos.

 

ERMITA DE SANTA JUSTA Y RAFINA

Estampa de las Santas

Hacemos hoy referencia al octavo lugar de culto de la Villa de Chía, la ermita de las Santas Justa y Rufina (Rafina). Justa murió el 17 de julio y Rafina el 19 de julio. Fueron dos hermanas sevillanas, hijas de alfarero, que sufrieron martirio entre finales del siglo III y principios del siglo IV. Sobre su martirio, puede consultarse http://www.parroquiasantasjustayrufina.es/?page_id=384

Son las patronas de los alfareros y cacharreros. Es curioso que hayan sido pintadas por muchos artistas de renombre: Hernando de Esturmio, Miguel de Esquivel, Ignacio de Ríes, Murillo, Zurbarán, Velázquez y Goya.  Y que, incluso, Antonio Machado escribiera un poema:

Que por mucho que se diga / nadie aventajó en el arte
cerámico y de alfarería / cual las Patronas del «barro»
las Santas Justa y Rufina. / Su oficio es noble y bizarro
y entre todos el primero, / pues para gloria del «barro»,
Dios fue el primer alfarero / y el hombre el primer cacharro.

 

Francisco de Goya y Lucientes. 1817. Catedral de Sevilla. href=”https://fundaciongoyaenaragon.es/obra/santas-justa-y-rufina/146″>https://fundaciongoyaenaragon.es/obra/santas-justa-y-rufina/146

Estas Santas ya recibían culto en época visigoda. Se han identificado inscripciones y reliquias en en Salpensa (648), Alcalá de los Gazules (662), Vejer de la Miel (674?), y Guadix (652). Durante la época de dominio árabe, Toledo contaba con la iglesia mozárabe de Santas Justa y Rufina, que posiblemente existiera ya en el período visigodo.

Juan Ramón Royo, director del Archivo Diocesano de Zaragoza, expone en la publicación EL CULTO A LAS RELIQUIAS de 2018 (pp.43-44) que reliquias de las Santas eran veneradas en el Monasterio de Sijena, según texto de Alonso Morgado, autor de Historia de Sevilla: en la qual se contienen sus antiguedades, grandezas y cosas memorables… (Sevilla, 1587). Donde se explica que las reliquias fueron llevadas en el 715-716 a Zaragoza y en 1118 al Monasterio de Sijena. En Maluenda (Zaragoza) hay una iglesia dedicada a estas Santas. “Aquellos primeros cristianos que huyeron del sur de la península y que se refugiaron en el norte tras la invasión musulmana llevarían consigo la devoción a las santas mártires Justa y Rufina. Sus descendientes, que mantendrían la devoción a estas santas, fueron algunos de los que repoblaron estas tierras [Zaragoza] tras la reconquista del Rey Alfonso I El Batallador en el año 1120. En 1270 ya existe una iglesia dedicada a ellas en la localidad”, explica Silvia Molina San Juan, licenciada en Historia del Arte e investigadora, consejera del Centro de Estudios Bilbilitanos y concejal de Patrimonio del Ayuntamiento de Maluenda.
https://www.diariodesevilla.es/sevilla/Maluenda-pueblo-aragones-venera-Santa-Justa-Rufina_0_1372962888.html

La ermita estaba ubicada en las proximidades de La Cuadra. Hay que seguir aguas arriba el manantial que cruza esta finca, sita en el municipio de Seira, pero propiedad de los vecinos de Chía, para encontrar escasos vestigios de la construcción. Todavía no hemos localizado la piedra con la cruz. A la pregunta ¿cómo dos santas sevillanas tienen una ermita en esta parte del Pirineo? la respuesta pudiera estar en que los monjes del Real Monasterio de San Victorián  https://villadechia.es/san-victorian/ del que dependía San Pedro de Taberna y todas sus propiedades (Chía y Seira, entre ellas), se refugiaron en el caserío de Santa Justa en Puértolas en la época anterior a la reconstrucción de San Victorián por Sancho el Mayor en el siglo XI:

(…) Es presumible que en dicho Monasterio se hicieron fuertes varios luchadores, al caer en poder de las fuerzas enemigas fuera arrasado, si no es que su misma posición estratégica lo declarara peligroso y fuera
devastado sin clemencia.
Es tradición que sus monjes se refugiaron en el pueblecito de Santa Justa, aun hoy existente entre Puértolas y la carretera que va de Laspuña a Lafortunada. Existen restos de antiguos edificios, su capilla es primitivísima y la conformación del pueblo es similar a la disposición que guardaba San Victorián, plaza central y alrededor la vivienda de cada uno de los monjes.
Afirman del mismo modo los monjes que con la reconquista fue reconstruído el monasterio por Sancho el Mayor y siguió otorgándole su protección su hijo don Ramiro. Abadiado de San Victorián. Ambrosio Sanz. pp. 214 https://elpueyodearaguas.com/conts_sanvic.php?idi=0&cla=_3PK14U5JY&ctit=Fondo%20Documental&tip=1

Bartolomé Esteban Murillo. Santa Justa y Santa Rufina. 1665-1666. Museo de Bellas Artes. Sevilla. https://barbararosillo.com/2020/05/29/justa-y-rufina-patronas-de-sevilla/
Cerámica de 1707 firmada por Juan de las Casas y Antonio Pérez Rodríguez. https://asociacionpisano.es/festividad-de-las-santas-justa-y-rufina-patronas-de-los-ceramistas/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FICHA TÉCNICA

 Tipo de ruta:  senderista, ciclable

 Punto de inicio: plaza de Chía

 Distancia: 6 km.

 Duración (a pie): dos horas por trayecto

 Altitud : 1.500 metros

 Desnivel acumulado: 400 metros

 Coordenadas: 42º30’24.6”N  0º26’01.5”E

 

Muchas gracias a MASPIRINEO por la información técnica y las fotos.

© VILLA DE CHIA.   Puede utilizarse la información contenida en este blog citando la fuente siguiendo el patrón explicado en http://www.citethisforme.com/es/cite/blog