ERMITA DE SANTA QUITEIRA

Como explicábamos en la entrada del 19 de enero https://villadechia.es/iglesias-ermitas-capillas-y-pilarets/ en Chía hay numerosos lugares de culto desde hace siglos. Su condición de “villa” y ser la segunda población del valle de Benasque hasta que se hizo la carretera del Congosto suponían un importante “trasiego” de personas, ganado y mercancías que merecían ser “protegidas” a lo largo de su camino por los Santos a los que se dedicaban estas ermitas.

Ubicación aproximada de la ermita de Santa Quiteira en Chía, en la Serreta.

El 22 de mayo se celebra Santa Quiteria (Quiteira en patués). Lo que queda de la ermita dedicada a esta Santa está en la Serreta, a poco más de 2 km de la plaza de Chía. Hablamos de que la ermita de San Antón https://villadechia.es/ermita-de-san-anton/ pudiera tener alguna relación con el camino de Santiago porque los Antonianos (los monjes de la Orden de San Antonio) construían ermitas en diferentes puntos del Camino de Santiago para atender a los peregrinos; pero no teníamos ninguna otra evidencia de paso habitual de peregrinos por Chía ni de que fueran los Antonianos los que la construyeran. Dice Antonio Beltrán1 que las ermitas dedicadas a Santa Quiteria son el resultado de haberse “importado” la veneración a la santa a través del camino de Santiago francés. Resulta, cuando menos curioso, que haya ya dos ermitas en Chía relacionadas indirectamente con las peregrinaciones a Santiago.

Consta la proclamación de su santidad en las actas del Concilio de Toledo de 589. Para saber sobre su vida, martirio, milagros y la propagación de su culto: https://www.santaquiteriahuete.com/santa-quiteria/

 

Hay una copla que cantaban las solteras que dice

Santa Quiteria bendita

tú que estás en aquel monte

dale cosecha a mi padre

para que me de buen dote

La tradición para este día en otros pueblos (Agüero, Biscarrués, Bolea, Güaso, Naval, Sena) consiste en ir a la ermita con carros adornados con flores y cintas, o a caballo, celebrar una misa, repartir “la caridad” entre los necesitados, compartir una comida y hacer un baile con músicos de la localidad o de pueblos vecinos. Probablemente se hiciera algo parecido en Chía, pero no tenemos constancia.

Las ruinas de Santa Quiteria se sitúan en “la cresta” de la Serreta. Una de las piedras está marcada con una cruz, identificando el límite entre Villanova y Chía. Enrique Calvera transcribe que en la crónica de 1774 del párroco al obispado se dice sobre esta ermita: “es de Chía y Villanova y a veces el vicario se negó a ir para incitar a su restauración, pero nada ha bastado hasta ahora”. (Archivo Diocesano de Barbastro). A ver si recuperamos “los vecinales” (de participación voluntaria) y podemos consolidar los restos.

 

 

Antonio Beltrán1 sostiene que todas las ermitas de Santa Quiteria asientan sobre restos arqueológicos. Por el perfil de la planta que adivinamos en la ermita de Santa Quiteria de Chía, bien pudiera ser que la planta original tuviera un pequeño ábside, apuntando a un origen románico o, incluso, anterior. En cualquier caso, hasta que un especialista no examine los restos y el perfil exacto de la planta, son todo especulaciones.

A Santa Quiteria se atribuía protección contra la rabia porque los perros se calmaban ante ella. En la entrada de las ermitas de su advocación, se ponía un cuenco con agua para que bebieran los perros. En un texto de finales del siglo XV, dado a conocer por Ángel Gari Lacruz2, se explica que el obispo de Huesca Juan de Aragón se libró de la muerte por ahogamiento a mano de unas brujas porque rezó a Santa Catalina y a Santa Quiteria. Se le atribuye, pues, la protección contra las brujas. Tenemos pendiente una entrada sobre el tema de la brujería y los desaforamientos (que es privar a alguien de fueros y privilegios por haber cometido un delito, en este caso, de brujería)  promulgados en Chía en 1574.

Desde la plaza se sube hacia la curva del despegue de parapente y se sigue por la pista a Plan, pasando el desvío del mirador y siguiendo siempre por la pista. Después de la curva de Cuancas la pista desciende y, a unos 200 metros desde la curva y en la derecha de la pista, se ve un claro en el margen por donde se accede a la senda (por la costera Marcial). Este “desvío” está a poco más de 2 km de la plaza. Se sigue por la senda 5 minutos hasta llegar a un pequeño promontorio en el que se ven las piedras caídas de la ermita y el cartel que la señaliza. La planta de la ermita o capilla no tiene más de 3 metros de lado.

La senda, que llega hasta Els Fontanals (hacia la pista de Villanova hay 800m de senda y 200m de desnivel negativo), ha sido recuperada por PUROPIRINEO. No tiene gran dificultad, pero debe realizarse con calzado de montaña adecuado y bastones si se quiere asegurar el paso en la bajada.

 

 

FICHA TÉCNICA de Santa Quiteria 

Tipo de ruta:  senderista, ciclable

 Punto de inicio: plaza de Chía

 Distancia: 2 km. 300 metros

 Duración (a pie): media hora por trayecto

Altitud : 1.330 metros

 Desnivel acumulado: 110 metros

 Coordenadas: 42.53744ºNO  45818ºE

 

Muchas gracias a MASPIRINEO por la información técnica y las fotos (de esta semana).

 

1Introducción al folklore aragonés. Antonio Beltrán Martínez. Zaragoza, 1980. Guara Editorial.

2La historia de la brujería en Aragón. Angel Gari Lacruz. Huesca. IEAA.

 

© VILLA DE CHIA.   Puede utilizarse la información contenida en este blog citando la fuente siguiendo el patrón explicado en http://www.citethisforme.com/es/cite/blog 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *