JUAN CARRERA ARTIGA, de casa Treseta

Un 30 de julio de 1934 nacía Juan Carrera Artiga en casa Treseta de Chía. Hijo de Juan Carrera, de casa Ramondarcas, y de Carmen Artiga, de casa Riu. Hace hoy 86 años. Su abuelo de Treseta tuvo cuatro hijos de la primera mujer (Juan, José de Bringueron, Jesús y María), y seis con la segunda mujer (Emilio, Josefina, Manolo, Nieves, Félix y Enrique), además de los que se murieron.

¿Cuántos hermanos fueron?

Dos, mi chermana Cruz y yo. Ella marchó ta França en una de Benás (yera la dona de Plaza, el ferrero de Bilanoba, el pai d’istes d’ara). Cruz se casó allí y ya no volvió.

¿Qué recuerda de su padre?

Había nacido en Francia, pero creció en Chía. A los 15 años mi abuelo se lo llevó a Francia con los otros chicos, José y Jesús, y un primo de casa Fustero de Castilló. Formaban una cuadrilla que trabajaba entre Burdeos y Montussan preparando fincas para el cultivo de vid.

El tío carnal de él, Antonio de casa Treseta, va aná ta Fransa a treballá. Tenía un huerto allá con verduras, ensaladas, hortalizas. Compró un caball y un carret per aná tots els días al mercado a Burdeos. Y se va fé rico. Mi padre no callaba diciéndole a su tío que tenía que venderle la casa de Chía (casa Treseta), porque se quería volver a Chía. Su tío no quería vendérsela, porque quería que se quedara en Francia. El tío Antonio le propuso varias veces a su sobrino Juan comprarle la finca que quisiera en Burdeos, pero Juan quería la casa de Chía y no paró hasta que su tío se la vendió. Estuvo trabajando en Francia entre los 15 y los 30 años. Cuando volvió, se casó con mi madre.

¿Qué recuerda de su madre?

No recordo guaire. Se ocupaba de la casa y del campo… treballá. Se murió mucho antes que mi padre, 20 años lo menos. Se murió de un derrame, como su madre. Un día de maitino, tía Joaquina la de Riu vino a casa y dijo a mi madre: Carmen, corre, biene que madrina no está bé, s’ha posau molt mala. Ha baixau tal huerto y no se trobaba bé. Ha puyau ta la cama. Quan ban baixá a qué Ramondarcas, ya estaba muerta.

¿Qué recuerda de la niñez?

Quan ba binre la guerra yo teniba dos ans. Ban marchá els de Riu ta Fransa… estaban madrina la de Riu y yo al Ballo, ban pasá per allí els de Riu, tots, en un somero cargau de roba y un caball, ban crusá el cabo el Ballo. Añs després ba vinre mi tía en els hijos, mi tío no, no el dixaban entrá.

¿A qué jugaba de pequeño?

Feban un corro y s’en posaba uno en una corrella qu’enganchaba un altro qu’anaba debán corrén y el de la corrella intentaba fotre-le un correaso. Y quan se bedeba apurau el qu’anaba debán iste en sacaba un altro y ell se quedaba al corro, y casacaban al altro. 

¿Le gustaba el cole?

No mos dixaban aná. Anabas mol poco, perque anaban a guardá el cordés, a femiar en el somero y portá las faixinas. Era chicorrón y no m’arribaba la pateta ta puyá la carga; apretaba el somero a una barrera y yo me posaba per la man d’alto ta podé arribá. 

¿Dónde hizo el servicio militar?

En Boltaña. Mai hi he estau tan bé com allí, porque hice lo que me dió la gana. Estuve 18 meses, pero de soldado sólo tres meses.

¿Estuvo en Francia?

No fui hasta que me casé. Iba con Alegría unos días, de vacaciones, a casa de mi hermana y a la de Pedrón. La mai de la tía Adela (la abuela de Pedrón), chermana de la de Treseta (dels que qeriban que papá se quedase a Fransa), y yeba un altre a Castilló, de qué Fustero.

¿Qué era lo que más le gustaba hacer cuando era joven?

Las fiestas a yo me feban molto goi, pero el baile, res més. Sólo habría quisto que m’hesen dau mil pesetas por cada baile que tengo dau a iste mundo. Sería rico. Prou, prou. [Se ríe]

Fiestas de Chía – Procesión a La Encontrada – FOTO de casa Treseta
Músicos en La Encontrada – FOTO de casa Treseta
Ball dels mossos en la procesión a La Encontrada – FOTO de casa Treseta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo eran las fiestas antes?

Millós qu’ara, perque no se feban a deshora. Arribabas a las tres de la tardi y ya tenibas la orquesta a la pllasa. Los mosos teniban qu’aná a buscá las mosas a casa. Se pllantaba un pino a cada costau de la pllasa. Quan feban el ball, tal cambio de mayordomos, se ballaba alrededó. Las fllós, un ram a cada man. Els mosos s’amagaban, pero ya el trobabas, ya. Y le posabas el ram al cap y le dibas, “hala nem”, ballaba tamé y a corré. 

¿Iban a las fiestas de otros pueblos?

Correban las festas, peró sempre a peu. Anaban a ballá, no a fegüe bere, com se fa ara.

Anaba a San Mamés, que yé el 17 de agosto, y se puya en romería. M’acordo qu’arribabas allí y te llavabas a la fuén y la pila, entrabas a la igllesia, resabas y luego arribaba la orquesta. Las mayordomas pullaban la comida tals chistabins en unas paneras en els machos. Ballaban ensima d’una roca. Como me gustaba bailar, me dije, “en cuanto se pongan a tocar, a ixa moseta me la llevo a bailar”.  Y así hice, pero vinieron los mozos y me pararon porque decían que el primer baile era siempre para los mayordomos y que me denunciaban o pagaba una botella de cognac, que era bien caro eso. Suerte que en casa Bringué y en casa Vidal había dos criados de Chistau, juerguistas y nos entendíamos bien. Les dijeron que no iba a pagar nada y que tenían que dejar que nos divirtiéramos.

Otra vez fui con Alegría, que éramos ya novios. Ella tenía familia en San Juan. A yo ya me coneixeban els chistabins, hi anaba molto. Quan ba comensá el baile, mos bem posá a ballá.

-Y me diban, “ridios Treseta, ista chabala qu’has tralliu, ¿qué marca ixo?”

-Y yo les diba, “pues ballá, res més”.

-¿No será la novia? Mira que sabemos algo.

-No, no, de momento, no.

No nos la chugas… Ista yé prima hermana de Manolo Sánchez y él nos u ha dito, “Alegría la de Chía ya tiene novio”.

¿Cuándo se casaron?

Teniba 28 ans y Alegría 25, a Chía. Alegría era de qué Llúsia. 

¿Cuántos hijos y nietos ha tenido?

Hijos, cuatro: Alberto, Sonia, Sergio y José Mari.

Nietos, cinco, y tots mosets: Lucas, Eloy, Isaac, Enol, Izan.

¿Qué eran los vecinales?

Tot el llugà, uno de cada casa, anaba a apañá els camins. Cuando Bringué era alcalde, mi padre estuvo unos años en el Ayuntamiento. Le decía a mi padre, “Juan, mañana hay que ir a vecinal”, y él hacía la lista de 27-30 hombres. Se estaba todo el día, no se volvía a casa hasta la tarde-noche. Estaba tot llimpio. Ara yé mol diferente.

¿Un invento que sea necesario de verdad?

La lavadora.

¿Su comida preferida?

Tot me cuaja, tot me sabe bueno. [Se ríe]

¿El secreto para vivir tanto?

Treballá, treballá… ¡ara ya no, que no tengo ganas!

¿Mandas mucho?

¡No me queren creure! [Se ríe]

¿Que consejo daría a los más jóvenes ?

No te fan caso, igual es dar consejos como no.

¿Qué le gustaría que conservaran los nietos?

Tot lo que podesen. Mis padres u ban comprá tot, la casa, el cremallo… después bem vinre Alegría y yo, y bem treballá tot lo que podebam. Aixó sí que me faría goi, que u conserbasen. 

 

© VILLA DE CHIA.   Puede utilizarse la información contenida en este blog citando la fuente siguiendo el patrón explicado en http://www.citethisforme.com/es/cite/blog siempre que sea sin fines lucrativos.

2 comentarios sobre “JUAN CARRERA ARTIGA, de casa Treseta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *